domingo, 11 de diciembre de 2011

LA VIVIFICANTE SONORIDAD DEL AGUA

A mi amigo Ramón, Eastriver
con quien comparto el gusto por las fuentes
y por la excelsa poesía de san Juan de la Cruz.


Fuentes en la Glorieta, Murcia

«Que bien sé yo la fonte que mana y corre
aunque es de noche.»

El agua, omnipresente en las terrazas del jardín de la Villa d'Este, con preciosos 
paisajes sobre los Montes Tiburtinos, Tívoli

«Aquella eterna fonte está ascondida
que bien sé yo do tiene su manida,
aunque es de noche.»

Fuente en la Vía de los Foros Imperiales, Roma

«En esta noche oscura desta vida,
que bien sé yo por fe la fonte frida,
aunque es de noche.»

Fuente en Benidorm, Alicante

«Su origen no lo sé, pues no le tiene,
mas sé que todo origen della viene,
aunque es de noche.»

Fuente de Diana de Éfeso, o de la Madre Naturaleza, en Villa d'Este, Tívoli

«Sé que no puede ser cosa tan bella
y que cielos y tierra beben della,
aunque es de noche.»

Detalle de una fuente en el claustro de la catedral de Barcelona

«Bien sé que suelo en ella no se halla
y que ninguno puede vadealla,
aunque es de noche.»

 La Sibila Tiburtina vigila en la Fontana dell'Ovato en Villa d'Este, Tívoli

«Su claridad nunca es escurecida,
y sé que toda luz de ella es venida,
aunque es de noche.»


La Fontana del Moro en la Plaza Navona, Roma

«Sé ser tan caudalosos sus corrientes,
que infiernos, cielos riegan y las gentes,
aunque es de noche.»

Detalle de una fuente en los jardines del castillo de Linderhof, Baviera

«El corriente que nace desta fuente
bien sé que es tan capaz y omnipotente,
aunque es de noche.»
  
Juegos de agua en Villa d'Este, Tívoli, con la fuente de Neptuno en primer plano y arriba el llamado órgano de agua

«El corriente que de estas dos procede,
sé que ninguna de ellas le precede,
aunque es de noche.»

Juegos de agua en Villa d'Este, Tívoli

«Bien sé que tres en sola una agua viva
residen, y una de otra se deriva,
aunque es de noche.»

Camino de agua en Villa d'Este, Tívoli

«Aquesta eterna fonte está escondida
en este vivo pan por darnos vida,
aunque es de noche.»

Fuente de las Tortugas en la Plaza Mattei, en el Ghetto, Roma

«Aquí se está llamando a las criaturas,
y de esta agua se hartan, aunque a escuras,
porque es de noche.»

Una pequeña fuente en Villa d'Este, Tívoli

«Aquesta viva fuente que deseo
en este pan de vida yo la veo,
aunque es de noche.»

Fuente con bicicleta en el burgo de Sant'Angelo, Roma

«¡Oh, cristalina fuente,
si en essos tus semblantes plateados
formases de repente
los ojos deseados
que tengo en mis entrañas dibujados!»

 
 Detalles de la Fontana Rometta, en Villa d'Este, Tívoli

Todos los versos son de san Juan de la Cruz. Juan de Yepes y Álvarez, habiendo transcrito íntegramente el «Cantar de la alma que se huelga de conoscer a Dios por fe», y siendo la última estrofa del Cántico espiritual



Detalle de una fuente en Benidorm

Todas las fotografías han sido hechas por Isabel Martínez Barquero

Fuente en la isla de Paul Ricart, Francia.

   Si alguna vez me pierdo o decís que «me hice perdidiza», estaré en los versos del amado poeta, y nunca será por toda la hermosura, «sino por un no sé qué / que se alcanza por ventura»
Con san Juan de la Cruz, siempre estoy «ganada».


Fuente en Villa d'Este, Tívoli