lunes, 21 de mayo de 2012

ADVENIMIENTO ACIAGO

Baco enfermo, de Caravaggio
(Tarjeta postal adquirida en la Galería Borghese, Roma)


Tú viniste como una espiga alzada, 
como una flecha sin destino preciso. 
Bebiste vino amargo en copas como enigmas 
y secuestraste la armonía de las guitarras dóciles. 
Tú viniste con solares emblemas. 
Esculpías discursos de ébano en las sombras 
y añorabas nostalgias de elevadas alturas 
por las que la sangre lapidaba insomnios. 
Tú viniste en tu agudo silencio. 
Quebrabas las muecas en los perfiles rotos, 
arrojabas los deshechos de las palomas sosas 
y enturbiabas las alas de las gacelas nuevas. 
Tú viniste para el canto ignorado. 
Amargabas la noche con centros de virutas
y aguardabas las iras del amanecer hiriente, 
en el que las manos obtenían gracias. 
Tú viniste sobre caballos de antiguos licores sin memoria,
sobre yeguas de estupor que sorbieron jugos 
y dejaron colgadas mis vigilias
en unas lunas de infantiles pánicos. 
Tú viniste sobre soles oscuros. 
Te enredabas en los valles del sueño 
y rebelabas un motín de gaviotas 
en la estrecha cintura de la cuerda. 
Y te fuiste, agrio, entre la neblina 
mientras en la lágrima sollozaba un ángel muerto. 
Muerto, sí, 
pues la muerte es el aire de los resucitados.

(De mi libro Lunas de ausencia)

56 comentarios:

Cansancio González dijo...

Hacer la prueba de leerlo en voz alta. Una apoteosis. La gloria de la palabra cabalga en estas líneas, y persiste, esa es la magia.
Un abrazo.

Desde mi Olimpo dijo...

Idas y venidas desdichadas, de las cuales alguna se cruza en el camino,
¿para qué dar vida a muertos, sin sentido?... esos, más valdría que quedaran, en el cementerio de lo falso y del olvido.

Hay personas Isabel, que más valdría no haberlas conocido.

Un bellísimo poema,erudito,realista,adornado y de tu estilo.
Un placer leerte y enviarte mi recuerdo con un beso fuerte.
Anna J.R.

Juan Serrano dijo...

Tú viniste. Y te fuiste.
Y en el tránsito de tu estancia,
aquí en la alcoba del presente
tu llegada y escapada
dejó tu aroma para siempre.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Me has tocado la fibra Isabel. Leyendo tu poema he recordado a un amigo que falleció hace muchos años y que siempre fue "una espiga alzada,
como una flecha sin destino preciso...", un eterno inconformista...

Un abrazo

mj dijo...

Un destino que aumenta su sustancia cargándola de dolor humano.
Un gran poema Isabel, sin duda alguna.

Me encanta Caravaggio, tuve la suerte de visitar, hace muy poco, la Catedral de Malta en la que encontré dos obras de este pintor. Impresionantes.
Un abrazo

Suso dijo...

Tú viniste en tu agudo silencio...

PERFECTO, me encantó. Un beso enorme

Montserrat Sala dijo...

Que bonito poema, Isabel. Un tema profundo, que tu sabes tratar con maestría. Un gozada.

Teenvio un fuerte abrazo junto con toda mi admiración.

Carmela dijo...

Qué emotivo y que bonito Isabel, me ha encantado. Es tan tuyo que no haría falta que lo firmaras. Precioso.
Un beso

Eastriver dijo...

Precioso poema. Me sonó lorquiano, mira qué cosa. Pero en cualquier caso, de una aprovechada lectura del granaíno, rescatando sus imágenes, sus tonos y sus ritmos, pero imprimiéndole personales ecos. Por lo demás, gran y épico canto, tan íntimo sin embargo. Casi visual, en sus imágenes inconscientes: casi visual, por el paisaje que prefigura.

Dilaida dijo...

Qué maestría Isabel, y verdaderamente, es totalmente tuyo, lleva tu marca.
Es todo un placer, gracias por este regalo.
Bicos

Adriana Alba dijo...

Un poema con una fuerza y una intensidad mágnificas.

Sabés una cosa Isabel? lo leí varias veces y cada vez que lo hacía, las palabras se tornaban alquímicas, una mezcla de sensaciones.

Cada verso se coagula y se disuelve en magistral belleza.

Mil besos querida Poeta! y mis felicitaciones.

Maripaz Brugos dijo...

Isabel, cuando nos obsequias con alguno de tus bellísimos poemas, el éxito está asegurado.
¡FELICIDADES!

lichazul...elisa dijo...

la anáfora resulta potente pie para cada imagen creada Isabel, Felicitaciones
su ritmo es certero y su tono de peso
la estrofa final es lapidaria
un poema redondo!!

besitos y ten una semana genial

Gilberto Cervantes dijo...

Me encantan tus letras Isabel, y la melodia que llevan sus versos.

Este poema es autentico y hermoso!

Besos y se feliz!

Arturo dijo...

Isabel:
Un profundo mensaje, con muchas idas y venidas y sin posibilidades de mejora. Hasta la última estrofa, que concluye con aquella situación sin fin.
Cada conjunto de versos es un puñal. Hasta que el último verso nos brinda la clave.
Puse mi mayor atención para el entendimiento de un arte que -evasivo- se escurre de mi mente. Eso no me impide apreciar la belleza de las construcciones y la sutil utilización de las metáforas.
Me agradó, pues tras tanto dolor y pena, se espera resucitar.
Gracias por ayudarme a sentir.
Una felicitación por todo.
Hasta la próxima.

Txema dijo...

Maravilloso, es una preciosidad.

besos

Thornton dijo...

Me gustan los poemas con música y este tuyo la lleva. Siempre disfruto leyéndote.

Besos

Luis dijo...

Intriga la resurrección y el aroma que es muerte. El poema quizás resucita muertes, fantasmas, bibelot, amagos que se mostraron sueños de gacelas y soles y ébano de tu piel convertida en mujer negra, sudor perlado, encuentro. El poema resucita en la decepción de todos los perfumes. Que la debilidad de los versos pretenda remontar el aire de esa muerte que de tan concreta se torna universal experiencia, es soberbia de la palabra y,a la vez, hermosura, mostración del poder del polvo enamorado.

Un saludo

pluvisca dijo...

Tiene fuerza, es trite y muy real.

Yo no soy una entendida en poesia, pero se lo que me toca por dentro

besos

alma dijo...

Lo he leído en voz alta antes de que Cansancio lo sugiriese :D


Luego lo he susurrado...Es magnífico, Isabelica, cada palabra con su peso exacto en su exacto lugar.

Un abrazo grande

Cabopá dijo...

"Amargabas la noche con centros de virutas"

Señalo este verso porque me ha llegado su amargura.

Hoy querida amiga tu poema es de "palabras mayores"

Besicos, amiga.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Querida Isabel:

Nos regalas un poema colosal, de esos que hay que leer en voz alta para sentirlo en la carne y dejar que la imaginación vuele y los sentidos se atrincheren para mirar esos discursos de ébano esculpidos en las sombras...qué metáfora!
Isabel...te aplaudo frenéticamente!
Un beso.

virgi dijo...

Vino y no consiguió aquéllo que más hubiéramos deseado .
Se fue y ahora la Palabra nos ayuda a entender su viaje.
¿Aciago? Tal vez no tanto.
Lo he leído varias veces y me causa una cierta desazón, de algo que falta, de algo incompleto, un destino sin finalizar.
Un abrazo, querida Isa.

Ana Rodríguez Fischer dijo...

Gracias, Isabel, por estos versos que apaciguan la neblina extraña de hoy...

Mos dijo...

Para aplaudirte sin descanso, Isabel.

Ya lo han dicho: son palabras mayores este poema tuyo que rezuma tu voz entre los versos.
El tono, el ritmo, la fuerza de las repeticiones, todo.
Para leerlo en voz alta y sentir sus adentros.

Un abrazo de mos desde la orilla de las palabras.

julia orozco dijo...

Me ha parecido realmente maravilloso.Besos inmensos.

Mª LUISA ARNAIZ dijo...

En los versos vigésimo primero, vigésimo segundo, vigésimo tercero y vigésimo cuarto asoma la denuncia del yo poético. ¿Por qué ese desenlace paradójico? ¿Tendré ocasión de saberlo?
Muchos besos, Isabel.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Mª Luisa, en este poema se denuncia, sí, se denuncia a quien viene a romper la ingenuidad de una persona, su buena fe y su creencia en las palabras amables que recibe. Quien así quiebra la confianza de un semejante y roba su candidez, mata a un ángel, de ahí ese final que encuentras paradójico, pues algo de paradoja tiene seguir viviendo no obstante los engaños y sinsabores. Se sigue viviendo, pero ha muerto el ángel y con ese aire de muerte se convive para siempre.

También hay rabia en estos versos, mucha rabia ante quienes burlan los buenos sentimientos de otros.

En fin... He hecho algo que no me gusta demasiado: dar una explicación de unos versos, una posible lectura. Supongo que estarás de acuerdo conmigo en que lo más hermoso es dejar que a cada lector le evoquen lo que su mente libre quiera.

Un abrazo grande, querida Marisa.

tecla dijo...

Me has dejado quieta y sin palabras, Isabel. Cuanta belleza y vida en este susurro que tan bien dominas.
Tanta soltura en el decir, tanta elegancia que apenas ni se nota pero que está.

Isabel Barceló Chico dijo...

Un poema impresionante para ese maestro de lo oscuro (y no solo del claroscuro) que fue Caravaggio. Personalidad difícil e intrincada, aún por descubrir, a la que tú te acercas con ese otro enigma que es la poesía. Hermosísimo, isabel. Gracias por este regalo. Un abrazo muy fuerte.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Buenas noches Isabel.Me has hecho leer varias veces tu poema y despacio.
Es hermoso como lo has ido construyendo y al final...la muerte es el aire de los resucitados....mil vueltas me has hecho dar y encantada de haberlo hecho
El viernes 25 ya estaré en Argentina, espero publicar pronto mis libros allá.
Me despido solo de momento
Te dejo un beso de ternura
Sor.Cecilia

Lembranza dijo...

Es realmente hermoso Isabel!! Me deja el alma tocada.
Esta claro que tienes un Don, y una vez más en este poema, nos lo has demostrado.
Besos

lichazul...elisa dijo...

gracias Isa querida por tu huella
abrazo grande grande, y dejemos que los paseantes paseen

Isabel Expósito dijo...

Qué hondura, qué fuerza, qué lucidez navega por estos versos tuyos, de una calidad indiscutible. Golpean, elevan, rozan, fustigan y acarician, a un mismo tiempo. Jo! aún tiemblo. Un beso, poeta.

alp dijo...

...una flecha sin destino...eso es muy peligroso...al final muerde a alguien..un beso desde ya sabes...Murcia...

Margarita dijo...

Un poema soberbio, Isabel. La vida está llena de matones, algunos son fácilmente reconocibles, otros, los solapados, son retorcidos criminales que disfrutan matando. Mientras más vulnerable es la presa, más gozan. Matones de sentimientos y de almas; matones de inocencias. la inociencia. Matar la inocencia: una de las peores formas de morir, de entre las muchas que la vida nos va "ofreciendo". Una prueba de fuego para la supervivencia más íntima que pone en difícil equilibrio la confianza en uno mismo y en quienes le rodean. No obstante, quizá sea una postura inocente pero, así lo siento, siempre queda un resquicio de esperanza. Porque toda muerte encierra la idea de una resurrección. Como el ave fénix que resurge de sus cenizas. Porque somos más fuerte de lo que creemos. Porque aquello que no es capaz de matarte, acaba por hacerte más fuerte.

Un fuerte y cálido abrazo.

V dijo...

"Y dejaron colgadas mis vigilias en unas lunas de infantiles pánicos". Soberbio.Conozco a ese jinete, que para el caso he visto transmutado en forma de amazona. Con sus emblemas, sus discursos, su parafernalia embriagadora. Lo que no saben es que tras el apocalipsis que traen bañado de mil colores, hay resurreción. Y les sobrevivimos.
Como he visto a ese jinete se que en su astucia es capaz de volver distrayendo con nuevos aromas.Pero ya no engaña.
Esplendoroso poema,de gran hondura.Aunque creo que tienes razón en lo referente a la explicación, que por otra parte eres muy dueña de dar.
Pero el magnífico texto se sobra y se basta. Y escribir con rabia no está nada mal si da estos resultados.Un abrazo.

Geles Calderón dijo...

Si lo soberbio tuviera apellidos, serían los tuyos a mucha honra!!

Buen trabajo!

Un abrazo, amiga.

mateosantamarta dijo...

Es un poema duro, Isabel: todos podemos ser asesinos de ángeles, sin quererlo, siendo a la vez víctimas de un destino aciago. Parece que es bueno pues, si a East le suena a un poco lorquiano, yo veo el terrible dramatismo de Cernuda y quizá alguien se acordase de Rilke, aunque ya sabes que sus ángeles son terribles y no se dejan asesinar fácilmente. Lo había leído y compartido ya en facebook. Enhorabuena, amiga. Un abrazo.

Juglar dijo...

Versos fuertes, intensos, hilvanados con gran maestría.
Los he leído varias veces, dejando fluir el mensaje y contenido que llega a mis sentidos y dejan huella en mi interior.
Tus letras son soberbias, con ese estilo tan personal que te caracteriza. Prosa o verso, las bordas.
Mi aplauso.
Cariños varios, Isabel.

Mariano Sanz Navarro dijo...

Poco que añadir, un abrazo.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Tu viniste cabalgando por la sendas de la alegría y el llanto donde una boca sedienta espera en ansia.



Un abrazo.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Palabras grandes, alegres, tristes y tiernas forman tu poema al que das forma con gran desenvoltura.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Isabel dijo...

Pues a mí me ha encantado que lo expliques porque como no entiendo de poesía, tu poema era demasiado para mí.
Gracias y besos.

NINA dijo...

Hola Isa,
si supiera de poesía, diría algo inteligente.
Como no sé, sólo digo que me gustó lo que leí, porque lo encontré "poético".. jijiji...
pero no sé si ponerme triste o contenta. Me suena a triste.

Al menos, voy a aprender algo!

BACIONE

(* dijo...

No me quito de la cabeza esta imagen: "un motín de gaviotas / en la estrecha cintura de la cuerda". Isabel, es una preciosidad.
Un abrazo.

tanci dijo...

Hola Isabel, de nuevo llego a tu cobijo un poquito tarde. Discúlpame. Un poema contundente lleno de fuerza y algo de desencanto. Tal vez como sucede en la propia vida. Vida, por otro lado , que va desentrañando la línea personal de cada uno. Con sus luces y sus sombras. Con sus jugos y son sus efluvios... No por contunde deja de ser bello, y no por fuerte deja de ser emotivo y sensible. Esa misma sensibilidad que tienes siempre al componer. Recibe mi cálido abrazo, amiga.

mariajesusparadela dijo...

Solamente se me ocurre una palabra: rotundo.

Rosa.E dijo...

Magica y maravillosamente hilvanas palabras y más palabras... ¡¡¡qué bello poema!!!
Isabel buen fin de semana, un gran abrazo

PEPE LASALA dijo...

Qué bonito poema Isabel. Vino, dejó su huella y se marchó... "la muerte es el aire de los resucitados", eso me ha gustado amiga. Enhorabuena. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

alfonso dijo...

un bonito poema aunque con un regusto melancolico. un fuerte abrazo

Tati Galiano dijo...

Impresionante Isabel, lleno de fuerza y de imágenes que hacen vibrar.

Es un placer siempre leerte querida amiga.

Muchos besos!

Carmen dijo...

Hola Isabel,no hace falta que sepas hacer ganchillo, tu haces artesanía con las palabras y dejas una obra maestra con este poema.

curro dijo...

Pero. ¿De verdad estas segura de que fuÍ?
Un abrazo

Endless Love dijo...

Nos llevas de la mano regalándonos momentos intensos cuando: tu viniste…despertando los sentidos, viendo soles oscuros, tocando discursos de ébano, escuchando el agudo silencio , respirando las amargas noches para concluir que después de toda travesía llega la muerte, pero que mas allá de ella hay un aire de nueva vida.
¡Intenso e intimo!.
Un gusto leerte
Un abrazo

MariluzGH dijo...

Profundo, directo ¡¡hermoso!!

Afortunadamente conocemos a personas así. Sí, sí... no me he confundido; afortunadamente, porque ellas nos hacen mejor persona a nosotros mismos ¿no crees?; a ti -por ejemplo- te han inspirado estos versos :)

dos abrazos