miércoles, 20 de abril de 2016

FRASES


Están de moda los aforismos, apotegmas, sentencias, máximas…, las frases, en definitiva, que condensan en pocas palabras pensamientos y reflexiones.
     La semana pasada me pidieron desde Mundifrases el favor de proporcionarles algunas frases mías para publicarlas en su página. Una tarea ardua se me presentaba por delante, pues es difícil elegir en la obra propia, y más si tiene una considerable extensión, unas cuantas frases. ¿Dónde miraba? ¿Qué libros elegía? ¿Me decantaba por versos? ¿Acudía mejor a reflexiones? Ante tamaña labor, que podía perpetuarse en el tiempo, decidí empezar por mi última novela publicada: Diario de una fuga y, más tarde miraría en otras obras.
     Pues bien, solo con un rastreo por encima de Diario de una fuga, copié un buen número de frases y le envíe el archivo a Mundifrases. Hoy me han avisado de que les gustan las frases remitidas y de que ya las han subido a su página.
     Aprovecho la labor realizada y dejo aquí unas cuantas frases de Diario de una fuga, aparte de recomendaros esa página donde atesoran miles de frases, tanto de escritores, como de otras personas célebres. Merece la pena echarle un vistazo.

«No hay atentado más enorme que el ocultamiento de nuestras propias huellas.»

«Somos nuestros jueces más implacables y nuestros peores verdugos.»

«Sin misericordia, sacrificamos cualquier muestra que nos distinga del resto de nuestros semejantes, porque consideramos que el rebaño nos protege y las alas anuncian una caída portentosa, como si el freno del vuelo no nos matara de una forma lenta y sádica.»

«Solo somos los mendigos autorizados para recoger las migajas de pensamientos sublimes.»

«La rutina engañosa nos absorbe con sus indudables encantos y reduce nuestra actividad a mantener el estado existente y a sofocar todo conato de desobediencia.»

«Los hilos de la ilusión saben tejer sobre telas apagadas con colores vitales.»
  
«Los rencores entre las personas se suelen acumular como el sarro sobre los dientes y, cuando pasa mucho tiempo, es precisa una limpieza que desincruste a fondo y, no obstante la misma, la tendencia a acumular nuevo sarro ya existe y es insoslayable.»

«Persistir en una situación que nos desdibuja y nos lega el más insoportable de los tedios, no es lo más idóneo para alcanzar la armonía con el individuo silenciado que nos habita.»

«Así son las paradojas del sufrimiento verbalizado: desaparece en muchas ocasiones con solo aludirlo en voz alta.»

«Las mentes de los humanos suelen ser muy creativas en esto de buscar causas a la vergüenza.»

«Se había calmado con el paso de los años, esos domadores inflexibles.»

«No soy una persona intratable; pero, sin ningún género de dudas, opto por la soledad antes que por una compañía estúpida.»

«Tengo comprobado que la opción de concentrarse en labores sencillas es una excelente cura para el ánimo inquieto.»

«Reír con alguien o reírse de uno mismo siempre ha sido, a mi entender, uno de los desahogos más útiles de la inteligencia y, sin ninguna duda, presupone la misma en grado magnánimo.»