domingo, 1 de febrero de 2015

UN POEMA DE LUIS MIGUEL RABANAL


XXV


Las palabras que un día escribiste,
las que han perdido ya su sentido y las que son
antiguas y a la vez son bellísimas.

Las palabras que merecen ser olvidadas
y las bocas que tan bien pronunciaban
aquel ritmo monocorde,
ya – nadie – más – te – espera.

Las palabras más sucias, las que aún ignoro
cuando estoy desvelado, y las palabras
que traicionan con su ternura y su pánico.
Las que tendrán que callar porque alguien
va a salir martirizado de esta queja.

Las tremendas palabras, las que no están.

Luis Miguel Rabanal
(De su libro Fantasía del cuerpo postrado, publicado por Camparredonda e ilustrado por Juan Carlos Mestre)
Su blog es Más palabras para olvidar.