martes, 5 de noviembre de 2013

LUIS CERNUDA


Hoy, cinco de noviembre, se cumplen cincuenta años de su muerte y son muchos los homenajes que está recibiendo el magnífico poeta Luis Cernuda. Desde aquí me sumo con gusto a difundir los versos de este grandísimo poeta, a quien tanto amo. 
     Sufrió lo indecible en los últimos años de su vida, así que me alegro de que su obra siga viva entre nosotros, palpitantes sus versos, cercanas y certeras sus palabras. 
     Pero lo mejor es que yo calle y él se exprese. Podrían ser muchos los poemas que transcribiera, pues fueron muchos los que se quedaron grabados en mi espíritu para siempre y acompañan mis días desde la juventud. Pero es necesario constreñirse y aquí van un par como muestra:


DESDICHA

Un día comprendió cómo sus brazos eran
solamente de nubes;
imposible con nubes estrechar hasta el fondo
un cuerpo, una fortuna.

La fortuna es redonda y cuenta lentamente
estrellas del estío.
Hacen falta unos brazos seguros como el viento,
y como el mar un beso.

Pero él con sus labios,
con sus labios no sabe sino decir palabras;
palabras hacia el techo,
palabras hacia el suelo,
y sus brazos son nubes que transforman la vida
en aire navegable.


(De Un río, un amor)



Y de Los placeres prohibidos tenemos este hermosísimo poema en la voz del poeta.

38 comentarios:

  1. Espléndidos tus poemas de hoy, aunque la voz y la imagen no te favorecen mucho...
    Gracias por traerlo, por un día se rescatará su memoria y sus versos.. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla, Isabel. Muchas gracias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. DEJAME ESTA VOZ

    Déjame esta voz que tengo,
    Lo mismo que a la pampa le dejan
    Sus matorrales de deseo,
    Sus ríos secos colgados de las piedras.

    Déjame vivir como acero mohoso,
    Sin puño, tirado en las nubes;
    No quiero saber de la gloria envidiosa
    Con rabo y cuernos de ceniza.

    Un anillo tuve de luna
    Tendida en la noche a comienzos de otoño;
    Lo dí a un mendigo tan joven
    Que sus ojos parecían dos lagos.

    Me ahogué en fin, amigos;
    Ahora duermo donde nunca despierte.
    No saber más de mí mismo es algo triste;
    Dame la guitarra para guardar las lágrimas.

    ( De Los Placeres Prohibidos )

    Con tu permiso Isabel me uno a tí en el homenaje a Cernuda.

    Gracias

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  4. Del poema "Un español habla de su tierra":

    Ellos, los vencedores
    caínes sempiternos,
    de todo me arrancaron.
    Me dejan el destierro.

    Besos, tocaya.

    ResponderEliminar
  5. algo he leído de él a través de los blogs,y por ello es que su nombre me suena
    pero acá en Chile , la poesía española solo se ubican a los más clásicos de antaño, no es mucha la interacción entre las editoriales que manejan los archivos de los autores, y menos con los que hacen Poesía, un fenómeno que ocurre globalmente, las personas prefieren leer Novelas, Best Seller a tomarse el tiempo en disfrutar de versos metáforas imágenes poéticas etc etc y por eso las editoriales prefieren publicar en el extranjero a quienes saben les remitirán alguna ganancia por eso lo que más promueven son novelas ya probadas

    triste y cruel realidad del negocio , pero menos mal que tenemos internet y la motivación personal por conocer y leer quienes hacemos algo parecido a la poesía

    besitos

    ResponderEliminar
  6. Precioso y merecido homenaje. El al Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla hay un aula que lleva su nombre: tampoco es mal homenaje. Sufrió mucho, pero su palabra sigue viva.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Qué poeta monumental... Un abrazo, Isabel!

    ResponderEliminar
  8. Bonito tu homenaje a uno de los grandes de las letras hispanas, una de las tantas víctimas de la persecución del terror fascista español. Hoy son muchos los que mantienen su cálida llama encendida y su retumbante pulso vivo. Place saber que compartió su último periodo de vida acá en Latinoamérica donde enriqueció la cultura y el debate en ese segmento histórico de la poesía.
    Besos querida Isabel!!!

    ResponderEliminar
  9. Ya sabes lo que aprecio la poesía de Cernuda y que Arte y Poesía se ha ocupado de ella en varias ocasiones. Celebro y comparto tu entrada, Isabel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Isabel, es un gesto muy lindo de tu parte homenajear a este gran poeta como fue Luis Cernuda, entre mis poetas favorito esta ÉL. Gracias Isabel. Un fuerte abrazo.
    Lola Barea.

    ResponderEliminar
  11. Los grandes poetas y escritores siempre tienen que tener su reconocimiento si dejaron huellas en nuestra vida. Me encantó leer a este grande.
    Un besote Isabel. :)

    ResponderEliminar
  12. Ciertamente es un gran poeta, como todos los de su generación.

    ResponderEliminar
  13. Noble homenaje al poeta Luis Cernuda en el cincuentenario de su partida. Gracias a tí su voz y sus hermosos versos atraviesan mares y son bienvenidos a nuestro sentir caraqueño. Mil gracias.

    Besos y abrazos,

    Myriam

    ResponderEliminar
  14. Estupenda elección, Isabel. Ojalá sigamos acordándonos de los poetas más allá de homenajes y festejos circunstanciales. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Siempre me gustó Cernuda, y cada día me gusta más.
    Bello poema y video elegiste para homenajearlo.
    Besos dulce escritora!

    ResponderEliminar
  17. Me gusta tanto, pero tanto... :)

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  18. Isabel:
    todo un placer venir a tu cobijo
    y llevarme
    porque así creo tu quieres,
    tus saberes.

    Este vídeo lo añadiré por tu ayuda a mis vídeos favoritos pudiendo saborear aquello que entiendo.

    Besos de gratitud ♥♥♥

    ResponderEliminar
  19. Isabel, siempre es un placer visitarte por la riqueza de tus escritos y porque rescatas vidas muy interesantes, como las de este querido poeta y nos las brindas.

    ResponderEliminar
  20. Aunque no conozco demasiado su obra, está entre los grandes poetas, es gratificante leer algo suyo y es merecedor del homenaje que le dedicaste.
    Gracias por recordarlo,Isabel.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Isabel:
    Muy justo homenaje a un gran poeta español.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias Isabel por rescatar del olvido estos versos de Cernuda que me ha encanto leer y escuchar...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Gracias por traernos a Luis Cernuda.
    nunca muere un poeta, mientras otros le recordemos.
    un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  24. Tengo que confesar que lo he leido poco. Alguna cosita suelta nada más. El recordatorio por tanto adquiere para mi un significado de alerta. De llamada a su lectura. Lo que pones cala y potencia ese deseo. Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Bonito y sentido homenaje: Grande entre los grandes. Cuídate Isabel, y gracias por tus jugosos y simpáticos comentarios.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Buen homenaje a Cernuda, Isabel, al que me sumo con la primera estrofa de su poema "Donde habite el olvido":

    En los vastos jardines sin aurora;
    Donde yo sólo sea
    Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
    Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Un merecido homenaje al poeta que tan bellos versos nos ha dejado. Siempre me alegra venir hasta tu blog porque hay temas interesantes.

    Un abrazo
    Rosa

    ResponderEliminar
  28. Bonito homenaje a Luis Cernuda, un hombre que ha pululado por las redes en los últimos días y que si levantara la cabeza, estaría contento de que sus lectores le homenajeen de esta forma. Me gusta la poesía y es muy grato escuchar sus versos.

    Hoy, en mi entrada más visitada, la del REC, vuelvo a invitar al personal a "seguir leyendo" para escuchar el podcast numero 8 de Nerim, en el que apareces. Espero que te guste, Isabel. :)

    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  29. La sensibilidad de este poeta, como el resto de la generación del veintisiete, está fuera de toda duda.
    Son poetas claros, directos, que no ocultan sus opiniones y por eso lo pasaron tan mal en la época que les tocó vivir.
    Ha sido un auténtico placer oír su voz y recordarle.
    Besos compañera.

    ResponderEliminar
  30. Qué precioso poema has elegido, Isabel. Lo que expresan las palabras y lo que se lee entre líneas..., los deseos y las realidades, el querer y no poder, lo que se siente y la dificultad para expresarlo.
    Te dejo un cariñoso abrazo y voy a leerlo unas cuantas veces más, porque la poesía que me gusta me pide eso, leerla una y otra vez.

    ResponderEliminar
  31. Merecido homenaje a uno de los poetas grandes que en nuestro país ha habido.

    Un fuerte abrazo, querida Isabel.

    ResponderEliminar
  32. Hola Isabel. Merecido homenaje a un gran poeta. La verdad es que si pudiera ver por un agujerito cómo se le recuerda con estos medios cibernéticos de los que echamos mano y hacemos uso en la actualidad, se quedaría asombrado. Dejé comentario en tu anterior post ya que a menudo se me hace tarde. Siempre ese abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
  33. Era un hombre singular.

    le has hecho un hermos homenaje

    Ya estoy sacando la cabeza por los blogs, aunque ando liada

    Besos

    ResponderEliminar
  34. Gracias Isabel por pasar por mi casa.
    El marido de esta señora hace tres días que ha fallecido y el hecho que comentáramos mi vídeo, la ha dejado más sosegada y nos agradece los comentarios. Nunca sabemos cómo una cosa tan sencilla, puede hacer bien a aquellas personas que se hallan en una tribulación.
    Con ternura.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  35. Buen homenaje a un gran maestro Isabel; su poema habla por sí sólo. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
  36. Gracias Isabel.
    Me ha emocionado el video, escuchar la voz del poeta Luis Cernuda ha sido emocionante. Un abrazo amiga. Feliz fin de semana.
    Lola Barea.

    ResponderEliminar
  37. ¡Ños, qué preciosidad! Lo he leído muy poco, allá en mi juventud y nunca volví a él. Tendré que retomarlo.
    Un abrazo, tesoro, Isabel.

    ResponderEliminar