miércoles, 7 de febrero de 2018

ENTRE EL FRÍO Y LA LITERATURA

Estamos en invierno en el hemisferio norte, es obvio. El tiempo se encarga de confirmárnoslo con fríos intensos y nevadas que nos dejan estampas muy bellas, sobre todo si se ven bajo techo y al calor de la lumbre. Otra cosa es bregar con toda esa nieve en las carreteras, en las líneas de ferrocarril, en las calles y plazas resbaladizas o en el día a día, donde la rutina cotidiana de muchos pueblos y ciudades se ve alterada para gozo de los niños que no pueden acudir a clase. Donde vivo, no ha nevado, aunque hace muchísimo frío para lo que es costumbre en mi tierra.
No me quejaré del frío, que a mí me gusta especialmente, ya que me despeja la cabeza, y una cabeza despejada en mi caso es una cabeza con ganas de literatura, sea para escribirla o para leerla.

Por lo que a lectura se refiere, he acabado hace poco con la novela que consagró al escritor indonesio Eka KurniawanLa belleza es una herida, publicada en España por Lumen en octubre de 2017, quince años después de que apareciera en su país y traducida a treinta y cinco idiomas. 
Según mi criterio, se trata de una novela estupenda y muy entretenida, donde el autor crea un universo propio en sus páginas. Una saga familiar donde las mujeres tienen un papel preponderante. 
Se inicia con el regreso a la vida de Dewi Ayu tras veintiún años muerta. Dewi Ayu, una reconocida prostituta con sangre holandesa en sus venas, da a luz a cuatro hijas, las tres mayores muy hermosas y terriblemente fea y monstruosa la cuarta. Al alumbrar a esta última, cuyo nombre, por pura paradoja, es el de Bella, es cuando decide morirse. Asistimos a la historia de esta mujer y a la de de sus cuatro hijas, así como a la de los hombres que con ellas se relacionan e incluso a la de los nietos de Dewi Ayu. Dichas historias corren paralelas a la historia de Indonesia en el siglo XX, con el fin del colonialismo holandés, la ocupación japonesa y sus masacres vergonzosas, para acabar con la instauración de un régimen dictatorial que generó las terribles purgas anticomunistas. Amor, pasión, dolor, violencia y ternura en una historia que se desarrolla en la fantástica Halimunda. Nos regala personajes inolvidables, tanto femeninos como masculinos, dramatismo, tradiciones, leyendas y unas pinceladas fantásticas muy presentes desde el inicio, con muertos que se comunican con los vivos o que vuelven del más allá, o con fantasmas que conviven con los habitantes de Halimunda. Todo es posible en una narración que teje un destino aciago, e inamovible, para sus protagonistas.
La escritura de Eka Kurniawan se recrea en los personajes, es de tono intimista y ritmo pausado, con la acción bien dosificada. Un autor en estado de gracia con un sabio manejo de los elementos reales y los fantásticos. 
Se ha dicho que su obra transita entre el realismo mágico y la fantasía surrealista. El propio Kurniawan indica al respecto: «Hay un elemento mágico y surrealista en mi obra y es achacable a la influencia de las novelas de terror típicas de Indonesia y de artes marciales, que era lo que leía de adolescente. Participo además en la tradición oral de nuestro folclore, con teatro de sombras chinescas, y las historias que me contaba mi abuela, pero también con la literatura occidental clásica».
Por lo expuesto, a Eka Kurniawan se lo ha comparado con Gabriel García Márquez, Salman Rushdie o Günter Grass. El escritor agradece estos elogios, pero él se pone como modelos a Kafka y Cervantes «por el humor y la fantasía que permiten contar lo más terrible y embellecerlo». La admiración hacia Cervantes es patente en sus entrevistas y se acredita con la cita del Quijote que abrLa belleza es una herida.
Pese a los hechos reales que refleja novelados, no estamos ante una novela histórica que siga fechas o acontecimientos determinados, sino ante una novela a secas, donde la fuerza de la historia radica en la saga familiar protagonista, así como en una serie de personajes secundarios absolutamente redondos, como el sepulturero Kinkin. El propio autor indicó: «Hablo de la gente normal y humilde y de lo que les ocurre al margen de quien gobierne, sean holandeses, japoneses o indonesios, y que siempre están oprimidos».

Por último, no quiero marcharme sin deciros que hace poco tuve una gran alegría al conocer que mi novela La epidemia del siglo ha sido finalista en la categoría de Narrativa en los Premios Fray Luis de León de Creación Literaria 2017. No ha ganado, pero haber llegado hasta la final de un premio tan prestigioso es todo un logro para mí. 


22 comentarios:

  1. Tengo interés en tu Epidemia del siglo, a ver si la leo, me encanta tu definición, alguien que escribe, yo también procuro hacerlo a diario para respirar. un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta novela, «La epidemia del siglo», aún permanece inédita, no ha sido publicada. A ver si sale pronto, aunque de momento no le veo fecha concreta. ¡Gracias por tu interés, Lazarillo!
      Escribir-respirar, eso es, aire para seguir medio cuerdo.
      Gracias por tu visita y tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Isabel no he leído nada del autor que comentas y me ha parecido interesante así que he decidido apuntarla, me interesa ver esas relaciones y el trato que da a los personajes.
    Felicitarte por ese gran logro de tu novela, muchísimas felicidades. Desde luego supongo que el hecho de llegar hasta ahí ha de ser una gran motivación para seguir escribiendo porque lo estás haciendo realmente muy bien. Me alegro mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también es lo primero que leo de Eka Kurniawan. En España solo circula esta obra de momento, al menos que yo sepa. Y es una novela muy recomendable, de las de disfrutar mucho.
      Gracias por tu felicitación, Conxita. Bien puedes figurarte lo que anima todo reconocimiento.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Buena reseña la que heces de ese libro que no conozco y me apunto.

    Enhorabuena, pues como bien dices llegar ala final ya es todo un logro
    Podría conseguir esa novela dedicada?
    Gracias por pasar por mi blog . Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una novela bien bonita la de Kurniawan. Al menos, a mí me lo parecido.
      Mi novela aún permanece inédita, no ha sido publicada. A ver si sale pronto, aunque, como decía por ahí arriba, de momento no le veo fecha concreta. Y por supuesto que podrías conseguirla dedicada en caso de haber salido a la luz pública. Te la dedicaría con mucho gusto.
      Gracias a ti por tus alentadoras palabras, Chelo.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Pues avísame cuando salga, soy muy despistada y se me olvidará. Vale ???

      Eliminar
  4. Hola Isabel: Solo decirte que lo estoy pasando muy bine con la lectura de tu libro. Aunque he de decirte que no adelanto mucho, porque hay pasajes tan bién escritos, que lo releo una y otra vez.
    Habrá que esperar este nuevo libro que ya empieza a sacar la patita, por entre los otros. un abrazo con sonrisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Montse. Me alegra mucho que estés disfrutando «Diario de una fuga», ¡gracias por decírmelo! Y es que anima saberlo.
      Otro abrazo enorme para ti.

      Eliminar
  5. Aristos Veyrud realizó ayer tarde un comentario que no me explico por qué extraña razón no aparece aquí cuando yo lo he recibido en mi correo como un comentario a esta entrada y lo veo perfectamente. No entiendo cómo ocurren estas cosas. No lo sé y me disgusta, lo cual suma puntos en mi disgusto con la mecánica del blog. Si le doy a un botón, no pueden comentar los de Google + y sí los de Blogger. Si le doy a otro botón, acceden los de Google + y no los de Blogger. ¿Es que no existe la posibilidad de que el blog pueda admitir a todos, tal y como me gustaría, tal y como ocurría hace ya bastantes años? Ahora todo es más sectario y complicado tras la creación de Google +, está visto. Y haga lo que haga, fastidio a alguien sin pretenderlo.
    En fin, más me vale no acalorarme. Paso yo misma (mediante copio y pego) a reflejar el comentario de Aristos Veyrud:

    «Ya te había felicitado y expresado mi alegría por tu logro de haber llegado a esa final literaria, de nuevo mis felicitaciones!!! Grass, Rushdie, Gabo, Cervantes...Kafka...las diferencias son solo matices y si este escritor los aviva si que ha de ser un escritor de verdad, el mismo título de la novela ya indica un resplandor de la luminosidad de su obra. Como yogui tantra el clima para mi solo es un motivo para afirmar existencia y vida jajajajaja. Una obra como la que describes es muy apta para quienes están embebidos en la fuerza y tensión del expresionismo.
    Besos mi querida Escritora muy rico sentirte tan motivada en la calidez de las letras!!!»

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Aristos. Ahora he visto tu comentario. Como he expresado más arriba, no sé la causa de que no hayan aparecido aquí tus palabras.
      Gracias por tus palabras. Sé que te alegras de cualquier paso adelante que doy, lo que te agradezco de corazón.
      Tú lo has dicho, Aristos. «La belleza es una herida» es una obra luminosa. Creo que te puede gustar bastante.
      Oye, un día me cuentas qué realiza un «yogui tantra». Mi desconocimiento es total al respecto.
      Un abrazo muy grande.

      Eliminar
    2. Gracias Isabel en esto de la construcción cultural del mundo soy ferviente hacedor jajajajajaja por eso la mayoría de las veces no comento por comentar y más si se trata de una artista consagrada como es tu caso.
      Anteriormente te dejé una referencia de un libro titulado el Monje y el Filósofo mientras atravesabas una crucial vivencia de duelo. A tu pregunta te dejo esta otra referencia que puede bien introducir una respuesta a tu pregunta, o dar una panorámica a modo de información.
      http://www.formarse.com.ar/libros/libros_gratis/inspiradores/Osho%20-%20El%20Libro%20De%20Los%20Secretos%20Vol1.pdf

      Eliminar
    3. Jajajajaja. Sí, sí, consagrada… Consagrada a la escritura es lo que estoy.
      Esta vez sí que he ido al enlace que me has dejado y he leído un poco. Espiritualidad pura. Da lo mismo que se ampare en figuras y deidades hindúes o de otros lugares. Lo importante es ese reducto interior en el que nos reconocemos como humanos, sabemos cuáles son nuestros límites (no hacer a otro lo que no queremos que nos hagan a nosotros, por ejemplo) y fijamos nuestras normas básicas de conducta.
      Gracias por tu referencia, Aristos, y perdona el despiste de meses atrás. Como tú mismo indicas, con el duelo doble que llevaba, mi mente se dispersaba bastante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Buena reseña, tomo nota del libro. Me encanta seguir felicitándote por tus logros.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La novela de Kurniawan es una delicia, seguro que te gusta, tocaya.
      Gracias por tus palabras y recibe un gran abrazo.

      Eliminar
  7. Me apunto novela y escritor, que confieso desconocía: Eka Kurniawan: La belleza es una herida. Muy interesante todo lo que cuentas de ella. ¡Qué gran lectora eres! y ¡Qué gran escritora! Ya sé que para escribir es necesario leer; pero me resulta admirable cómo lo haces, cómo llegas a todo.
    Besos, Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela muy bonita la de Kurniawan, de esas que persisten en la memoria, que te dejan con una sonrisa en los labios y una sensación de plenitud tras haberla leído.
      Leo todo lo que puedo, la verdad. Me gusta muchísimo leer desde siempre y no concibo la vida sin la lectura, uno de esos placeres que va en ascenso con los años (a diferencia de otros más terrenales, jajaja). A veces me cunde más y a veces, menos; pero sí te contaré que apenas veo la tele; tras la cena, mientras mi marido se traga cualquier peli, yo me dedico a leer, y eso un día tras otro se nota al cabo de un tiempo.
      Oye, muchísimas gracias por lo de «gran escritora», qué piropo, y más viniendo de una lectora. Me pones bien contenta. Bueno, digamos que intento ser una gran escritora, tal vez lo consiga cuando sea mayor, jajajaja.
      Muchos besos para ti también, María Pilar.

      Eliminar
  8. Me gusta como hablas cuando algo te gusta
    siempre es un placer visitarte

    ResponderEliminar
  9. El invierno y todo cubierto de nieve, es hermoso.
    Felicidades por tus logros y gracias por compartir tu opinión sobre el libro La belleza de una herida parece ser un libro muy interesante.
    Abrazos Isabel.

    ResponderEliminar
  10. Rayén, gracias a ti por tus palabras en este blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar